By Mariel García

Aunque la tecnología siempre está de moda y es uno de los temas relativamente más fáciles de difundir, las y los activistas de ciertos ángulos de la tecnología siempre tenemos un reto: cómo promover discusiones sobre tecnología y sociedad en círculos donde no se dan aún.

Específicamente, en México más de tres millones de personas participan actualmente de la educación superior. ¿Cómo logramos que en este proceso de información se interesen en el software libre y en los movimientos de apertura?

FLISoL, el Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre, es uno de los mayores esfuerzos de difusión en este sentido. Desde 2005, distintas sedes (incluyendo instituciones educativas) en la región se han unido para organizar sus instancias locales, y miles de personas han encontrado en él un espacio para discutir temas del movimiento de apertura en la tecnología.

Este año, yo lo celebré en Ciudad Madero, México, de una manera que me inspiró como feminista interesada en temas de tecnología. Es por eso que quiero contarles acerca del movimiento del software libre en Ciudad Madero, iniciado en gran parte por el trabajo de una tecnóloga: la Mtra. Laura Patricia Vélez Chong, catedrática del Tecnológico Nacional de México – Instituto Tecnológico de Ciudad Madero.

El software libre en Ciudad Madero

FLISoL en Ciudad Madero hoy existe en gran medida gracias a dos proyectos de investigación donde participaron varias personas, y que fueron liderados por la Mtra. Vélez. Con los proyectos “Estrategias para incentivar el uso del software libre: una forma de generar la imparcialidad en cuanto a la enseñanza de los conocimientos tecnológicos” y “Diagnóstico del uso y aceptación del software libre en los alumnos de la carrera de ISC en el Instituto Tecnológico de Ciudad Madero” inició un esfuerzo en el que se introdujo el tema con estudiantes y profesores del Instituto.

Temas abarcados

El camino de la promoción del software libre en el Tecnológico de Madero se ha enfocado en distintas metas para seguir avanzando:

  • La integración del primer laboratorio de teleproceso y redes, que les permitió acreditar la carrera de ingeniería;
  • La inclusión de una materia de administración de servidores con software libre en la carrera de Ingeniería en Sistemas;
  • Colaboración con el gobierno: el trabajo en un proyecto con el Ayuntamiento de Ciudad Madero para recuperar equipo de desecho e instalar una versión de Linux para educación (Edulinux) para escuelas públicas de preescolar, y el diseño con software libre de una página par la RENAPAI, aunque estos proyectos no han llegado aún al punto de implementación deseado;
  • La organización del FLISoL desde 2009.

FLISoL hoy

Seis años después de su inicio, el festival en Madero es una de las sedes en el país con mayor número de asistentes, y una a la cual personas de varios estados se trasladan para celebrar esta fecha. Hoy es organizado de manera conjunta por las y los profesores del Tecnológico de Madero, las autoridades de la institución (quienes han dedicado recursos especiales a este evento) y el capítulo estudiantil de la ACM del Departamento de sistemas y computación.

FLISoL y el movimiento de software libre en Madero son ejemplo vivo del terreno fértil que es la educación superior para el movimiento del software libre, una probadita de la magnitud que pueden tener los proyectos en este sentido, y un gran recordatorio de la importancia del trabajo de las tecnólogas en México.

Durante la entrevista, la Mtra. Vélez recalcó varias veces que no se trató de trabajo individual, sino de equipo – un tema que, inevitablemente, nos remonta a reflexiones de género.

Compañeros/as: protejamos tanto la colaboración en el activismo tecnológico como las mujeres que lo hacen.

Origen: GenderIT.org

Software libre en Ciudad Madero: entrevista con Laura Vélez del ITCM
Skip to toolbar