“En nuestro trabajo, internet es un actor principal”: una conversación feminista con Hayriye Avatar en el FGI

La organización de derechos LGBTI turca Kaos GL cumplió 20 años el 20 de septiembre. En el Foro de gobernanza de internet que acaba de realizarse en Estambul, Bishakha Datta entrevistó a Hayriye Avatar, activista de Kaos, sobre su innovador activismo LGBTI dentro y fuera de internet.

La organización de derechos LGBTI turca Kaos GL cumplió 20 años el 20 de septiembre. En el Foro de gobernanza de internet que acaba de realizarse en Estambul, Bishakha Datta entrevistó a Hayriye Avatar, activista de Kaos, sobre su innovador activismo LGBTI dentro y fuera de internet.

Bishakha Datta: ¿Cómo llegaste a involucrarte con Kaos?

Hayriye Avatar: Empecé a trabajar con Kaos GL a fines de 2010 y ya llevo cuatro años trabajando aquí de manera profesional. Antes fui voluntaria en Kaos durante un año.

Kaos tiene varias partes diferentes: académica, educación, sistema legal, medios. Trabajé en la mayoría, soy abogada y Kaos GL ofrece asistencia legal a LGBTI, también refugiados/as LGBTI, en persona, por teléfono y correo electrónico. En esto trabajo ahora.

BD: ¿Refugiados/as LGBTI? ¿Cómo trabajas con ellos/as?

HA: Trabajamos con refugiados/as LGBTI que ingresan a Turquía. Muchos/as provienen de Irán, algunos/as de Marruecos, Irak y Afganistán, etc. En este momento, son refugiados/as LGBTI que vienen de Siria. Tenemos un acuerdo de buena fe con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados/as en Turquía para la representación de refugiados/as LGBTI – quienes se identifican como bisexuales, lesbianas, gay o trans, pero no siempre pueden proclamar abiertamente su identidad sexual o de género.

Les brindamos asistencia social. En Turquía hay un sistema de asilo. Los/as refugiados/as pueden quedarse hasta reubicarse en un tercer país si no son del Consejo de Europa. Les ayudamos con su estadía en Turquía, que suele ser de por lo menos dos años. Hay más de 60 ciudades satélite en Turquía – las personas refugiadas se reubican en ellas, no en Estambul o Ankara. Esa es la norma. Excepto los/as refugiados/as provenientes de Siria. En este caso están bajo protección temporal.

ACNUR considera a las personas LGBTI como un grupo vulnerable, lo que acelera el proceso. Otros/as refugiados/as a veces tienen que esperar mucho más.

BD: ¿Internet es una aliada de los/as refugiados/as?

HA: La mayoría de las personas refugiadas tiene internet y ejerce su activismo a través de internet. Aunque viven en Turquía, están en ciudades pequeñas y conservadoras donde no pueden ser muy visibles – el único espacio en el que pueden socializar, lo único que tienen, es internet. Por ejemplo, los/as refugiados/as iraníes tienen una muy buena carrera y han sabido organizarse. A través de internet se contactan con sus colegas fuera de Turquía, acceden a información. ¿Dónde pueden solicitar asilo? ¿En qué ciudad? Internet es un medio básico por el que pueden obtener esa información.

Las personas refugiadas enfrentan una situación muy difícil. Tienen que mantenerse, a veces trabajando en forma ilegal, ya que es imposible conseguir permisos de trabajo. Es como una esclavitud. Muchas horas y poco dinero por trabajos realmente duros. Las condiciones son muy precarias. Las personas refugiadas iraníes se ayudan y apoyan mutuamente. Los/as LGBTI se ayudan mutuamente. Otros refugiados los/as discriminan, por lo que pueden enfrentar violencia.

La Iranian Queer Organization tiene una revista llamada Cheraq, que en persa significa “luz”. Una activista de IRQO nos contó: “Dijimos, ‘que haya luz‘”.

BD: ¿Cómo utiliza Kaos los medios en línea en su otro activismo?

HA: Fuimos la primera asociación LGBTI de Turquía y empezamos a publicar nuestra propia revista en 1994, mucho antes de registrarnos como asociación en 2005. Tras la revista vino el sitio kaosGL.org. No es solo un sitio de Kaos sino un portal de noticias LGBTI. En él puedes encontrar todo lo referido a temas LGBTI. En los hechos, es el portal del movimiento.

Pero no contiene sólo cuestiones LGBTI, sino también otros temas importantes, como movimientos kurdos, feministas o antimilitaristas. Estamos en contra de toda discriminación. Todas las discriminaciones tienen sus raíces en lo mismo, por lo que nos oponemos al racismo, la militarización, etc. Colaboramos con personas que rechazan presentarse al servicio militar. Colaboramos con el movimiento feminista de Turquía, que ya tiene muchos años.

Llegamos a la gente a través de nuestro sitio web, páginas de Facebook, por Twitter. Nuestra revista es bimestral y también la publicamos en línea. En nuestro trabajo, internet es un actor principal. Las redes sociales e internet son realmente poderosas.

BD: ¿Han tenido que enfrentar problemas en línea por causa de su trabajo?

HA: En 2007, en uno de los números de nuestra revista, el tema principal era la pornografía. Analizábamos la pornografía y había una foto de un artista llamado Taner Ceylan – que tenía una foto suya teniendo sexo con él mismo. La ley establece que un ejemplar de cada número debe enviarse a la Fiscalía de Prensa. El fiscal público decidió que la edición no podía ser distribuida y confiscó los 1000 ejemplares impresos.

Nuestro código penal tiene una cláusula antiobscenidad según la cual distribuir o vender imágenes “obscenas” constituye un delito. Hay una ley que protege a los menores de las imágenes obscenas. Se abrió una causa penal contra la publicación y contra el entonces director editorial de la revista. La defensa fue que eso era la libertad de expresión, que no era una revista porno, que analizábamos la pornografía, y eso no era obscenidad. Técnicamente, todos los ejemplares fueron confiscados antes de su distribución, por lo que no había delito. Entonces se cerró la causa.

Pero aún así sentimos que los fundamentos de la decisión eran erróneos, un tecnicismo, y que éste había violado nuestra libertad de expresión. Nunca nos devolvieron los ejemplares, la fiscalía los retuvo. Apelamos a la corte, pero la apelación fue rechazada. Entonces acudimos a la Corte Europea de Derechos Humanos en busca de una decisión. No por mucho tiempo, recién nos pidieron los alegatos hace dos años.

También nuestros sitios web www.kaosgl.org y www.kaosgldernegi.org fueron hackeados dos veces. Por un tiempo breve, el ataque logró bloquear el acceso a kaosgl.org. En la página de inicio de nuestro sitio web podía verse un agresivo collage de así llamados “hadith” (dichos del profeta Mahoma) que expresaban el presunto enfoque del Islam respecto de la homosexualidad. Sufrimos un ataque similar durante el Día internacional contra la homofobia y transfobia, en el que volvieron a aparecer los mismos argumentos presuntamente religiosos.

BD: ¿Qué piensan de los bloqueos de redes sociales en Turquía?

HA: En abril bloquearon Twitter durante dos semanas. Grindr fue bloqueado hace un año y sigue bloqueado. Un individuo denunció que otra persona había abierto una cuenta en su nombre utilizando información falsa. Podría haberlo denunciado ante el mismo Grindr, que habría bloqueado esa cuenta. En cambio, un tribunal bloqueó todo el sitio con acusaciones de obscenidad y prostitución. PlanetRomeo, utilizada por gays, también está bloqueado.

Muchos académicos, incluyendo los profesores Kerem Altiparmak y Yaman Akdeniz apelaron a la Corte Constitucional para que ordene desbloquear Twitter, como parte de una coalición por la libertad de expresión. Esto contribuyó a que se reabriera Twitter.

BD: ¿Cómo seguirá de ahora en más el trabajo de Kaos sobre los derechos LGBTI?

HA: Estamos registradas, somos una asociación legal, tenemos un sitio web legal, una web formal. A veces en las universidades estatales las personas no pueden acceder a la página de Kaos GL – las palabras gay, lesbiana, trans están bloqueadas. Una diputada, miembro del Parlamento, no pudo acceder a la web de Kaos GL desde el Parlamento. Cuando intentó acceder al sitio se abrió una página que pedía el nombre, el número de miembro, etc. Hizo una requisitoria al Parlamento y exigió que la respuesta fuese por escrito.

En Turquía hay ahora una nueva ley de internet . Hay un fuerte control gubernamental de internet – la quieren usar para identificar y seguir a las personas. Hablan de la necesidad de proteger a los/as menores y que es un tema de moral pública, pero eso no está nada claro. En el pasado, en el presente, en el futuro, esas regulaciones poco claras se han utilizado y se utilizarán contra la libertad de expresión LGBTI.

Imagen por Bishakha Data
Source: GenderIt.org ES ::: Gobernanza
“En nuestro trabajo, internet es un actor principal”: una conversación feminista con Hayriye Avatar en el FGI

“En nuestro trabajo, internet es un actor principal”: una conversación feminista con Hayriye Avatar en el FGI
Skip to toolbar